Aumentar la vascularidad – ¡5 consejos para que las venas sean visibles!

Los culturistas y los atletas de fuerza los adoramos: nuestras venas. Hacen que nuestros músculos parezcan más grandes y definidos. Ahora la pregunta es, ¿cómo puedes conseguir este look? ¡En este artículo te cuento 5 consejos para aumentar tu vascularidad y hacer visibles tus venas!

#1 Reducir la grasa

El factor más importante para la vascularidad es la grasa corporal. Las venas son como los abdominales: Todo el mundo las tiene y, dependiendo del porcentaje de grasa corporal, son más o menos visibles. Dependiendo de la distribución genética de la grasa corporal, las venas son más pronunciadas en algunos lugares, por ejemplo, en algunas personas en la parte superior del cuerpo, en otras en la parte inferior. En los hombres, las venas son visibles con un porcentaje de grasa corporal del 10-15% e inferior, en las mujeres con un porcentaje de grasa corporal del 20-25% e inferior.

#2 Construir músculo

Algunas venas ya son visibles por sí solas debido al bajo porcentaje de grasa corporal sin mucha masa muscular, por ejemplo, en los antebrazos. Otras venas, sin embargo, sólo se acentúan cuando se ha acumulado cierta cantidad de músculo, por ejemplo, en el pecho y los hombros. El crecimiento de los músculos y el consiguiente aumento del flujo sanguíneo, por un lado, también aumenta el tamaño de las venas y, por otro, los músculos empujan las venas hacia la superficie de la piel. Cuanto mayor es la masa muscular, mayor es la vascularidad con un bajo porcentaje de grasa corporal, por lo que incluso los culturistas profesionales tienen venas pronunciadas en detalle.

#3 Bebe agua

El equilibrio hídrico de nuestro cuerpo desempeña un papel importante en la vascularidad. Para que las venas sean visibles, necesitamos estar hidratados en todo momento, lo que significa beber suficiente agua. La ingesta de agua permite que los músculos almacenen agua y aumenten su volumen, empujando las venas hacia la superficie de la piel. Además, la ingesta de agua asegura que el agua subcutánea bajo la piel se mantenga baja, lo que al igual que un bajo porcentaje de grasa corporal, hace que las venas se muestren mejor.

#4 Carbohidratos

También podemos influir en nuestra vascularidad con los carbohidratos. Los carbohidratos se convierten en glucosa durante la digestión, lo que tiene dos beneficios: Por un lado, la glucosa acaba en el torrente sanguíneo tras el proceso de conversión, lo que provoca la estimulación del flujo sanguíneo y la dilatación de las venas. Por otro lado, la glucosa almacena agua en las células musculares. Estos dos procesos garantizan que las venas reciban más sangre, mientras que las células musculares agrandadas empujan las venas hacia la superficie de la piel.

#5 Suplementos

Los suplementos L-arginina y L-citrulina están contenidos en muchos potenciadores de pre-entrenamiento y de bombeo y aseguran que nuestros vasos se dilaten y pueda fluir más sangre a través de ellos. Sin embargo, este efecto sólo dura durante y poco después del entrenamiento, por lo que sólo aumentan su vascularidad a corto plazo. La creatina, en cambio, almacena agua en los músculos, lo que aumenta su volumen. Esto empuja las venas a la superficie de la piel y las hace más visibles.

Conclusión

La base de unas venas bien definidas es la masa muscular unida a un bajo porcentaje de grasa corporal. Hay algunas formas de aumentar la vascularidad a corto plazo, por ejemplo para una competición o una sesión de fotos. Sin embargo, a largo plazo, una buena vascularidad es el resultado de un duro entrenamiento, así como de una nutrición adecuada y una calidad muscular que mejora con el tiempo.

¿Te han ayudado estos consejos a aumentar tu vascularidad? No dudes en compartir tus experiencias en los comentarios, estaré encantado de compartirlas contigo. ¡Si tienes alguna otra duda sobre cómo mejorar tu vascularidad, también puedes preguntarme allí y estaré encantada de ayudarte!

Leave a Comment