¿Puedes entrenar la espalda y los bíceps a la vez?

¿Se pregunta si puede entrenar la espalda y los bíceps a la vez? ¿Caben estos dos grupos musculares en una sola sesión de entrenamiento o hay que entrenarlos en días diferentes? Después de leer este artículo sabrás si puedes entrenar la espalda y los bíceps el mismo día, cuáles son las ventajas y los inconvenientes y qué debes tener en cuenta.

Si entrenas la espalda y los bíceps a la vez, puedes ahorrar tiempo porque los bíceps ya participan en el entrenamiento de la espalda y, por tanto, se necesitan menos ejercicios. Por otro lado, los bíceps no tendrán todo su potencial de fuerza porque están preexplotados por los ejercicios de espalda. Si se concentra en desarrollar los brazos, la combinación de pecho y bíceps es una buena alternativa.

Ventajas

Además del hombro posterior, el bíceps ya interviene como músculo accesorio en los ejercicios de espalda. Por lo tanto, no hay que hacer tantos ejercicios de bíceps como con la combinación de pecho y bíceps. De este modo, los bíceps también se calientan con el entrenamiento de la espalda, lo que también le permite ahorrar tiempo. Como la espalda y los bíceps son músculos relacionados (tracción), puede entrenar el pecho y los tríceps (prensado) al día siguiente sin problemas de recuperación.

Desventajas

Si entrenas la espalda y los bíceps juntos, los bíceps ya están agotados por los ejercicios de espalda. Esto significa que tienes menos fuerza para los ejercicios de bíceps que con un entrenamiento de pecho y bíceps. Además, los bíceps se utilizan con menos frecuencia que si se entrena el pecho con los bíceps y la espalda con los tríceps. Si quieres mejorar tus brazos, las combinaciones de pecho y bíceps y espalda y tríceps o un entrenamiento de brazos por separado son buenas alternativas.

Conclusión

Cuando se entrena la espalda y los bíceps juntos, los bíceps ya se están utilizando a través de los ejercicios de espalda. Cuando se trata de entrenar los bíceps, éstos ya están calentados y se necesitan menos ejercicios en general. Sin embargo, los bíceps ya no tienen todo el potencial de fuerza debido al preagotamiento del entrenamiento de la espalda. Si quieres mejorar tus brazos, también puedes probar con el pecho y los bíceps, así como con la espalda y los tríceps, o hacer un entrenamiento de brazos por separado.

¿Te ha ayudado este artículo a planificar tu entrenamiento? No dudes en compartir tus experiencias en los comentarios, estoy deseando intercambiar ideas contigo. Si tienes más preguntas sobre el entrenamiento de la espalda y los bíceps, también puedes preguntarme allí y estaré encantado de ayudarte.

Leave a Comment