¿Puedes entrenar las piernas y la espalda juntas?

¿Te preguntas si puedes entrenar las piernas y la espalda juntas? ¿Caben estos dos grupos musculares en una sola sesión de entrenamiento o hay que entrenarlos en días diferentes? Después de leer este artículo sabrás si puedes entrenar piernas y espalda el mismo día, cuáles son las ventajas y desventajas y qué debes tener en cuenta.

Dado que algunos ejercicios, como las elevaciones de peso muerto, implican tanto a las piernas como a la espalda, puede ser beneficioso entrenar estos dos grupos musculares juntos. Sin embargo, las piernas y la espalda son los grupos musculares más grandes del cuerpo y requieren un volumen de entrenamiento correspondientemente grande. A no ser que estés haciendo un entrenamiento de cuerpo entero, se recomienda combinar grupos musculares grandes con otros más pequeños.

Ventajas

Si entrenas las piernas y la espalda juntas, puedes ahorrar tiempo. Si realizas principalmente ejercicios que suponen una menor carga para la parte inferior de la espalda, como la prensa de piernas, las extensiones de piernas y las flexiones de piernas en la máquina y el remo y las flexiones de brazos en la torre de cables, puedes entrenar con superseries. Si, por el contrario, realizas ejercicios que suponen un mayor esfuerzo para la parte baja de la espalda, como el levantamiento de peso muerto, las sentadillas y el remo con barra, esto es menos eficaz. Además, esta combinación es ventajosa a la hora de hacer deadlifts, ya que no tienes que elegir entre el entrenamiento de piernas y el de espalda.

Desventajas

Las piernas y la espalda son los grupos musculares más grandes del cuerpo. Entrenar estos dos grupos musculares juntos no sólo significa que el entrenamiento dura mucho tiempo, sino que también puede ser menos eficaz. Si haces primero todos los ejercicios de piernas, te agotarán los de espalda y viceversa. La mejor alternativa es hacer los ejercicios de piernas y de espalda alternativamente, pero con ejercicios como las sentadillas y el remo con barra la parte inferior de la espalda está permanentemente estresada.

Conclusión

Entrenar las piernas y la espalda el mismo día es posible, pero no es la combinación más eficaz. Por un lado puedes hacer superseries y ahorrar tiempo, por otro lado el entrenamiento lleva mucho tiempo porque las piernas y la espalda son los grupos musculares más grandes y tienes que hacer muchos ejercicios en consecuencia. Especialmente si haces deadlifts, es práctico entrenar las piernas y la espalda juntas. Sin embargo, dado que ejercicios como el levantamiento de peso muerto, las sentadillas y el remo con barra suponen un gran esfuerzo para la parte baja de la espalda, inevitablemente sufrirás pérdidas de rendimiento.

¿Te ha ayudado este artículo a planificar tu entrenamiento? No dudes en compartir tus experiencias en los comentarios, estoy deseando intercambiar ideas contigo. Si tienes más preguntas sobre el entrenamiento de piernas y espalda, también puedes preguntarme allí y estaré encantada de ayudarte.

Leave a Comment